Ahí


Cuando el tiempo pasaba
tan ajeno a mis sentimientos
y la arena de los relojes
no tenía más ganas de vivir
de tantas noches mojadas

Cuando los minutos se me clavaban
como agujas
y no existía recuerdo
que me echara una mano
entre tanta incertidumbre

Ahí, justo en ese momento
apareciste

Como si hubieras estado esperando
agazapada cual gato hambriento
pero astuto
el momento exacto para aparecerte
en mi vida

Ahí, de forma ya
definitiva

19/02

3 comentarios:

Flopi dijo...

Sos un dulce de leche! jajaja
Muy lindo escrito, si es tuyo felicitaciones (no sabía que a vos tambien te gustaba escribir)

Fede dijo...

clap clap clap... muy bueno, hay un detalle que te lo comento personalmente para no quemar nada, es cuestion de gustos, no es que este mal.

salud

Rara dijo...

encantador...pero aun espero al gato agazapado que llegue a mi vida a cambiarla en alguna forma..

saludos!